Cristian Pinos venció su parálisis cerebral y se graduó de ingeniero

12Sus manos sudaban, su mirada brillaba, los nervios lo ‘comían’ por dentro y a ratos se quedaba sin palabras, se trata de Cristian Tarquino Pinos Crespo (28), guayaquileño, quien la mañana del jueves, sustentó su tesis en la facultad de Ingeniería Química, de la Universidad de Guayaquil.

Pero, ¿qué es lo que lo que hace especial?, pues Cristian, padece de parálisis cerebral infantil (PCI) desde que nació. En el 2009 ingresó a la universidad con la única meta, que era graduarse como Ingeniero Químico, ayer cumplió parte de sus sueños y fue la sustentación de su tesis en la que obtuvo un puntaje de 9.93.

Su padre, Luis Pinos, lo acompañó junto a los amigos y profesores que estuvieron con él desde que ingresó a la institución.

A pesar de que el diálogo es pausado, Cristian se explica muy bien. Su tesis se trató sobre la desintoxicación del pimiento rojo y verde, que a decir de sus profesores fue un tema muy complejo.

Cristian toma agua, sonríe y en minutos está listo para hablar con la prensa. Luego de contarnos su travesía para culminar sus estudios que empezaron en el 2009, aseveró que los últimos meses pasó 22 horas frente a una computadora. “Me dijeron que no iba a poder pero aquí estoy. Casi no dormía, se duerme solo cuando se está en coma, yo tengo muchos sueños”, dijo muy emocionado Cristian.

Con sentimientos encontrados Luis comentó que cuando nació su hijo, los médicos le indicaron que Cristian nunca podría caminar, hoy la historia es diferente. “Tres o cuatro veces por semana iba al médico y mi esposa lo ha acompañado durante todo este tiempo con él”, aseguró.

Justamente su madre, Adelaida Crespo, no pudo estar presente, ya que tenía que cuidar a su nieta, pero al término de la sustentación Cristian recibió la llamada de su progenitora, quien entre lágrimas, con palabras supo demostrarle su amor.

Su padre contó que Cristian, cuando estuvo en la escuela fue discriminado al igual que en los primeros años de la universidad; incluso intentó en algún momento quitarse la vida, pero todo pudo superarlo.

Una de sus profesoras la Ing. Lilia Casanova, quien es maestra de física del primer semestre, contó que pudo ser testigo de los primeros pasos de Cristian. “Fue muy difícil. Era la primera vez que trataba con un estudiantes con capacidades especiales, tuve que cambiar mi metodología, tuve que tener más cercanía hacia mi estudiante… Cristian desde que entró a primer año se destacó como un líder”, finalizó.

Su padre trabajó duro

Cristian contó con mucho orgullo que su padre es vendedor ambulante y con ese trabajo pudo ayudarlo en los estudios.

Recalcó que cuando su hijo tenía tres meses de edad le diagnosticaron la enfermedad, pese a eso la familia se convirtió en un ‘equipo’ y cada uno aportó para el desarrollo del joven.

Pero aseguró que su hijo desea poder obtener una beca para estudiar en los Estados Unidos, por lo que si alguna institución está interesado en ayudarlo se puede comunicar al 0988227398.

Fuente

http://www.eluniverso.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s